Dr. Hernan J. Rabaza | Cirujano Plástico

O’Higgins 2120 Piso 6 - B
Belgrano, C.A.B.A.

(011) 4784 - 5137
Reducción de Pezón y Areola
Mammas

¿Qué es la cirugía de reducción de pezón y areola?

Esta cirugia es un procedimiento quirúrgico que tiene como fin rediseñar el tamaño y/o la forma del complejo areola-pezón. Lo que las mujeres piensan que es "el pezón" en realidad consta de dos partes: el pezón y la areola. El pezón es la parte proyectada y la areola es la piel oscura pigmentada que rodea el pezón.
Para algunas mujeres sus pezones pueden ser un motivo de vergüenza y una parte de su cuerpo que constantemente quieren esconder, quizá porque estos son muy visibles a través de la ropa, bien sea por la su longitud o por su volumen.

En algunos casos el tamaño de la areola puede resultar muy grande o muy irregular.
Una areola grandes puede parecer fuera de proporción con el resto de la mama - especialmente si la paciente ha tenido una reducción de senos o levantamiento de senos, pero se forma de manera natural (a menudo después del parto) No hay complicaciones médicas de tener areolas grandes, por lo que el deseo de reducir la areola es puramente cosmética, pero puede realmente influir positivamente en la autoestima e imagen corporal de la paciente.

La mayoría de las mujeres que contemplan la posibilidad de hacer sus senos más atractivos, consideran realizar un aumento, levantamiento ó una reducción de senos, pero para algunas sus preocupaciones se limitan a la apariencia de sus pezones y areolas. Los pezones de algunas mujeres están invertidos, o hacia adentro. Algunas mujeres sienten que sus pezones sobresalen demasiado. Para otras, el problema es la areola que es demasiado grande o hinchada. Pero no importa cuál es el problema, la solución es casi siempre un procedimiento sencillo.

¿Cómo es el procedimiento?

Este procedimiento se realiza en quirófano con anestesia local y sedación o total si se combina con algún otro procedimiento quirúrgico. Es ambulatoria, dura entre 30 y 45 minutos y no requiere días de incapacidad.
La técnica de reducción se realiza con la eliminación, en parte, del tejido pigmentado de la areola , ya sea mediante una incisión alrededor de la parte exterior de la areola o por una incisión alrededor de la base del pezón.

Procedimiento Pezón Areola

Técnicas de reconstrucción de pezón

Técnicas de reconstrucción de pezón 1
Técnicas de reconstrucción de pezón 2

¿Se puede amamantar normalmente después de esta cirugía?

Las mujeres que se han sometido a una cirugía de reducción de pezón o de areola pueden amamantar a sus bebés con normalidad. Son raros los casos en los que la capacidad de amamantar se vea afectada por el procedimiento, incluso si ha perdido la sensibilidad en el pezón.

¿Se puede combinar este procedimiento con otras cirugías plásticas de mama?

La cirugía de reducción de pezón y de areola puede ser una gran opción en cuanto a una remodelación completa de la mama, al combinarse con un aumento de senos, con un levantamiento de mamas o con una reducción de mamas, sobre todo en los casos en que los pezones están muy caídos.

Preoperatorio

El primer paso a dar si usted está considerando realizarse una cirugía de reducción del complejo areola-pezón es acudir a una primera visita Dr Rabaza. En esta visita el Dr. evaluará las particularidades de su caso y le expondrán las diversas técnicas quirúrgicas y tipos de implantes mamarios, y juntos decidirán lo que es mejor para usted. El doctor evaluará el tamaño y forma de las mamas, las características de la piel, la forma del tórax, la forma y el tamaño de las areolas y la existencia o no de ptosis o asimetrías para hacer su diagnostico y recomendación. Es importante que aquí usted exprese sus preferencias y exponga sus expectativas, lo cual será de suma importancia a la hora de las decisiones finales.
Como en todas las cirugías que realiza el Dr. Rabaza es necesario realizar una exploración completa para descartar cualquier tipo de patología que pudiera contraindicar el acto quirúrgico. Dentro de estas es necesario realizar un estudio cardiovasculares, de coagulación, un estudio analítico general y demás exámenes pertinentes a su caso particular.

El día previo y el día mismo de la Cirugía es conveniente utilizar un jabón germicida, tipo Pervinox®, para lavar todo el cuerpo.
No tomar aspirinas, u otros medicamentos que contengan salicilatos, durante dos semanas antes y dos semanas después de la Cirugía.
No fumar durante tres semanas antes y tres semanas después de la Cirugía.

Postoperatorio

Siguiendo las instrucciones del Dr. Rabaza con pericia el paciente estará sin dolor y sin riesgos. Durante los primeros días del postoperatorio se recomendará un reposo relativo y no realizar esfuerzos físicos pectorales, pudiendo volver a trabajar en tres o cuatro días y volverá a hacer una vida totalmente normal a partir de los 20 días, dependiendo de cada caso particular.
Al día siguiente de la intervención se retirarán los tubos de drenaje, en el caso que hayan sido colocados, y el vendaje se cambiará por un sujetador de algodón sin varillas que la paciente tendrá que llevar día y noche durante unas dos semanas.
Se deberán realizar masajes en las mamas para evitar el endurecimiento de las prótesis siguiendo las indicaciones del Dr. Rabaza.
Se puede realizar drenaje linfático manual y ultrasonido para disminuir la inflamación.
Las suturas utilizadas son de materiales reabsorbibles que son colocadas internamente no quedando puntos externos en la mayoría de los casos.
Evitar mojar la cicatriz mientras tenga el vendaje a menos que sea autorizado expresamente. En el caso de que le sea permitido, podrá ducharse (no baño de inmersión) con agua tibia, sin retirar el adhesivo microporoso de papel y secándola después con aire frío. Luego higienizar con antiseptico tipo alcohol medico sobre el adhesivo. Proceso este ultimo que se repetirá tres veces por dia hasta indicado lo contrario.
Se deberá usar las cremas cicatrizantes según indicación del Dr. para lograr una cicatrización óptima.
No tomar aspirinas, u otros medicamentos que contengan salicilatos, durante dos semanas antes y dos semanas después de la Cirugía.
No fumar durante tres semanas antes y tres semanas después de la Cirugía.

ES NORMAL:
  • Leve dolor, molestia o presión en el pecho, esternón, costillas o por debajo del surco del seno, debido al tratamiento realizado en esas zonas sobre la inserción de los músculos. Todo esto deberá aliviarse con el tratamiento. Si no fuese así, o en caso de aumentar su intensidad, comuníquese con el Dr. para su evaluación.
  • Leve ascenso de la temperatura ( hasta 38.3ºc ) en las primeras 48 horas.
  • Que en los tubos de drenaje se deposite sangre o suero.
  • Pequeño sangrado y/o secreción suero-sanguinolenta por la cicatriz en los primeros días.
  • La presencia de edema, lo cual provoca un mayor aumento del pecho. Este disminuye progresivamente, pudiéndose considerar mínimo alrededor del 3º mes.
ES IMPORTANTE:
  • El tratamiento ha de ser seguido por el tiempo y en las dosis recomendadas, en caso de que le siente mal, póngase en contacto el Dr. Rabaza para su evaluación.
  • Los drenajes son retirados entre las 24 y 72 horas después de la intervención, dependiendo del grado de sangrado.
  • Las suturas utilizadas son de materiales reabsorbibles que son colocadas internamente no quedando puntos externos en la mayoría de los casos.
  • El vendaje compresivo se retirará dependiendo de los casos entre el 1º y 3º día.
  • Colocamos un sujetador especial después de retirar el vendaje compresivo. Deberá usarse constantemente en las tres primeras semanas, tanto de día como de noche, quitándoselo solamente breves períodos de tiempo.
  • Evitar mojar la cicatriz mientras tenga el vendaje a menos que sea autorizado expresamente. En el caso de que le sea permitido, podrá ducharse (no baño de inmersión) con agua tibia, sin retirar el adhesivo microporoso de papel y secándola después con aire frío. Luego higienizar con antiséptico tipo alcohol medico sobre el adhesivo. Proceso este ultimo que se repetirá tres veces por día hasta indicado lo contrario.
  • Usar las cremas cicatrizantes según indicación del Dr. para lograr una cicatrización óptima.
  • Dormir o descansar con la cabeza ligeramente elevada, evitando posiciones laterales.
  • Mantener los brazos cerca del cuerpo las tres primeras semanas, evitando levantar objetos pesados o realizar actividades que precisen la participación activa de los brazos.
  • No conducir vehículos durante las dos primeras semanas, ni realizar ejercicios violentos o gimnasia hasta después de la cuarta semana.
  • No tomar sol en los pechos, salvo que sea indicado, y evitar la exposición al calor durante seis semanas.
  • Masajear los pechos, bajo nuestra orientación, hacia abajo y adentro a partir de las 48 horas de la cirugía.

Resultados

El resultado de una reducción del pezón y la areola es muy satisfactorio, aumenta el bienestar, generando sentimientos de mayor seguridad y mejora la calidad de vida.

La información contenida en esta página en ningún caso puede ni pretende sustituir la información proporcionada individualmente por el Dr. Rabaza durante la consulta y tratamiento. En caso de dudas por favor consulte con el Dr. quien le proporcionara las aclaraciones pertinentes a su caso particular.
WhatsAppChatea con nosotros