Dr. Hernan J. Rabaza | Cirujano Plástico

O’Higgins 2120 Piso 6 - B
Belgrano, C.A.B.A.

(011) 4784 - 5137
Elevación Mamaria
Mammas

¿Qué es la elevación mamaria?

La mastopexia es un procedimiento quirúrgico que levanta y da forma a las mamas caídas. Diversos factores como embarazos, lactancia, cambios de peso, envejecimiento y gravedad producen cambios en la apariencia de las mamas, la piel pierde su elasticidad, las mamas pierden con frecuencia su forma y empiezan a caer.

La intervención permite elevar el complejo areola-pezón a su posición ideal y remodelar el tejido mamario para obtener una mama estéticamente acorde a sus deseos. Existe una variedad de técnicas quirúrgicas distintas para dar forma y elevar las mamas. Esta intervención puede reducir también el tamaño de la areola.
En ocasiones se puede recurrir a la colocación de un implante mamario para dar volumen y proyección al polo inferior de la mama una vez que ésta se ha remodelado y colocado en su posición ideal.

¿Cómo es el procedimiento?

Es una intervención que se realiza bajo anestesia general en un quirófano.
La duración aproximada es de entre 1 y 2 horas y se puede realizar de forma ambulatoria o con ingreso de 24 horas, dependiendo del caso.
En cada caso particular se decide el tipo de implante, por dónde se introduce y dónde se colocarán.
La cirugía consiste en elevar el complejo areola-pezón a su posición ideal y remodelar el tejido mamario restante para dar forma a la mama y fijarla para evitar su caída posterior.
Si se desea aumentar el volumen mamario o dar más proyección al polo inferior puede ser necesario colocar un implante mamario.
Los implantes mamarios son de gel cohesivo de silicona y se clasifican según su superficie (lisa o rugosa) y según su forma (redondos o anatómicos).
Las vías de abordaje más frecuentes son la periareolar (con una incisión en la parte inferior de la areola), la vía submamaria (a través de una incisión en le surco submamario), la vía axilar o la abdominal si se realiza al mismo tiempo una dermolipectomía abdominal.
Los implantes se pueden colocar o debajo de la glándula mamaria (subglandulares) o debajo del músculo pectoral mayor (submusculares).
Al finalizar la cirugía se coloca un vendaje en el pecho y, de acuerdo al caso, se deja un tubo de drenaje en cada mama que habitualmente se retiran al día siguiente.

Preoperatorio

El primer paso a dar si usted está considerando hacerse una cirugía de elevación de mamas es acudir a una primera visita con el Dr. Rabaza. En esta visita el Dr. evaluará las particularidades de su caso y le expondrán las diversas técnicas y opciones quirúrgicas y tipos de implantes mamarios si fuera necesario, y juntos decidirán lo que es mejor para usted. El doctor evaluará el tamaño y forma de las mamas, las características de la piel, la forma del tórax, la forma y el tamaño de las areolas y la existencia o no de ptosis o asimetrías para luego hacer su diagnostico y recomendación. Es importante que aquí usted exprese sus preferencias y exponga sus expectativas, lo cual será de suma importancia a la hora de las decisiones finales.
Como en todas las cirugías que realiza el Dr. Rabaza es necesario realizar una exploración completa para descartar cualquier tipo de patología que pudiera contraindicar el acto quirúrgico. Dentro de estas es necesario realizar un estudio cardiovasculares, de coagulación, un estudio analítico general, una mamografía, y demás exámenes pertinentes a su caso particular.

El día previo y el día mismo de la Cirugía es conveniente utilizar un jabón germicida, tipo Pervinox®, para lavar todo el cuerpo.
No tomar aspirinas, u otros medicamentos que contengan salicilatos, durante dos semanas antes y dos semanas después de la Cirugía.
No fumar durante tres semanas antes y tres semanas después de la Cirugía.

Postoperatorio

Siguiendo las instrucciones del Dr. Rabaza con pericia el paciente estará sin dolor y sin riesgos. Durante los primeros días del postoperatorio se recomendará un reposo relativo y no realizar esfuerzos físicos pectorales, pudiendo volver a trabajar en tres o cuatro días y volverá a hacer una vida totalmente normal a partir de los 20 días, dependiendo de cada caso particular.
Al día siguiente de la intervención se retirarán los tubos de drenaje, en el caso que hayan sido colocados, y el vendaje se cambiará por un sujetador de algodón sin varillas que la paciente tendrá que llevar día y noche durante unas dos semanas.
En caso de haberse colocado prótesis mamarias, se deberán realizar masajes en las mamas para evitar el endurecimiento de las prótesis siguiendo las indicaciones del Dr. Rabaza.
Se puede realizar drenaje linfático manual y ultrasonido para disminuir la inflamación.
Las suturas utilizadas son de materiales reabsorbibles que son colocadas internamente no quedando puntos externos en la mayoría de los casos.
Evitar mojar la cicatriz mientras tenga el vendaje a menos que sea autorizado expresamente. En el caso de que le sea permitido, podrá ducharse (no baño de inmersión) con agua tibia, sin retirar el adhesivo microporoso de papel y secándola después con aire frío. Luego higienizar con antiséptico tipo alcohol medico sobre el adhesivo. Proceso este ultimo que se repetirá tres veces por día hasta indicado lo contrario.
Se deberá usar las cremas cicatrizantes según indicación del Dr. para lograr una cicatrización óptima.
No tomar aspirinas, u otros medicamentos que contengan salicilatos, durante dos semanas antes y dos semanas después de la Cirugía.
No fumar durante tres semanas antes y tres semanas después de la Cirugía.

ES NORMAL:
  • Leve dolor, molestia o presión en el pecho, esternón, costillas o por debajo del surco del seno, debido al tratamiento realizado en esas zonas sobre la inserción de los músculos. Todo esto deberá aliviarse con el tratamiento. Si no fuese así, o en caso de aumentar su intensidad, comuníquese con el Dr. para su evaluación.
  • Leve ascenso de la temperatura ( hasta 38.3ºc ) en las primeras 48 horas.
  • Que en los tubos de drenaje se deposite sangre o suero.
  • Pequeño sangrado y/o secreción suero-sanguinolenta por la cicatriz en los primeros días.
  • La presencia de edema, lo cual provoca un mayor aumento del pecho. Este disminuye progresivamente, pudiéndose considerar mínimo alrededor del 3º mes.
ES IMPORTANTE:
  • El tratamiento ha de ser seguido por el tiempo y en las dosis recomendadas, en caso de que le siente mal, póngase en contacto el Dr. Rabaza para su evaluación.
  • Los drenajes son retirados entre las 24 y 72 horas después de la intervención, dependiendo del grado de sangrado.
  • Las suturas utilizadas son de materiales reabsorbibles que son colocadas internamente no quedando puntos externos en la mayoría de los casos.
  • El vendaje compresivo se retirará dependiendo de los casos entre el 1º y 3º día.
  • Colocamos un sujetador especial después de retirar el vendaje compresivo. Deberá usarse constantemente en las tres primeras semanas, tanto de día como de noche, quitándoselo solamente breves períodos de tiempo.
  • Evitar mojar la cicatriz mientras tenga el vendaje a menos que sea autorizado expresamente. En el caso de que le sea permitido, podrá ducharse (no baño de inmersión) con agua tibia, sin retirar el adhesivo microporoso de papel y secándola después con aire frío. Luego higienizar con antiséptico tipo alcohol medico sobre el adhesivo. Proceso este ultimo que se repetirá tres veces por día hasta indicado lo contrario.
  • Usar las cremas cicatrizantes según indicación del Dr. para lograr una cicatrización óptima.
  • Dormir o descansar con la cabeza ligeramente elevada, evitando posiciones laterales.
  • Mantener los brazos cerca del cuerpo las tres primeras semanas, evitando levantar objetos pesados o realizar actividades que precisen la participación activa de los brazos.
  • No conducir vehículos durante las dos primeras semanas, ni realizar ejercicios violentos o gimnasia hasta después de la cuarta semana.
  • No tomar sol en los pechos, salvo que sea indicado, y evitar la exposición al calor durante seis semanas.
  • Masajear los pechos, bajo nuestra orientación, hacia abajo y adentro a partir de las 48 horas de la cirugía.

Resultados

El resultado de la elevación mamaria es muy satisfactorio, aumenta el bienestar, generando sentimientos de mayor seguridad y mejora la calidad de vida.

La información contenida en esta página en ningún caso puede ni pretende sustituir la información proporcionada individualmente por el Dr. Rabaza durante la consulta y tratamiento. En caso de dudas por favor consulte con el Dr. quien le proporcionara las aclaraciones pertinentes a su caso particular.
WhatsAppChatea con nosotros